¿Por qué los niveles de depresión aumentan en épocas decembrinas?

 

 

 

 

Usualmente se asocian las temporadas decembrinas y sus celebraciones con fiesta, alegría, unión familiar, regalos, etc. Sin embargo, un dato alarmante es que, precisamente en estas fechas es cuando se presentan los más altos índices de depresión e incluso suicidio en la población.

Si realizamos un análisis, los factores que influyen en estos aumentos pueden ser variados: desde la melancolía de recordar lo que se tenía en el pasado; unión entre los miembros de la familia, personas que fallecieron y por ende ya no se encuentran con nosotros, dificultades económicas, hasta llegar a cómo las condiciones climatológicas tienen una repercusión directa en nuestra estabilidad emocional, ya que la ausencia de sol impide que se segreguen neurotransmisores asociados a la felicidad en nuestro sistema nervioso.

Es por estas causas, y algunas otras, que en épocas decembrinas se tiende a presentar un alza en los niveles de depresión de un número significativo de personas en la población. Desafortunadamente, como se mencionó arriba, esto puede llevar a pensamientos o ideación suicida en casos graves.

¿Cómo identificar si alguna persona cercana o yo nos encontramos con niveles elevados de tristeza por estas fechas y qué hacer?

-Desinterés por socializar o convivir con la familia

-Fatiga excesiva

-Cambios en el apetito (mucha hambre o falta de la misma)

-Ganas de llorar constantes

-Irritabilidad

-Pensamientos recurrentes acerca de la añoranza del pasado

-Síntomas de ansiedad

-Preocupaciones intensas

Es importante señalar en este punto, que muchas veces también puedo vivir algunas etapas bajo el mecanismo de la negación o la evasión; ¿qué quiere decir esto? En palabras más sencillas, prefiero pensar y “convencerme” de que estoy bien, de que no me afecta y de que “no pasa nada”. Estos mecanismos pueden ser funcionales en el momento, sin embargo a mediano/largo plazo, la represión de las emociones puede generar efectos secundarios severos tanto en el organismo como en la psique.

Entonces…¿qué hacer? Trata de solucionar los conflictos familiares que llevas arrastrando tanto tiempo, retoma amistades que en su momento se han alejado, realiza actividades que disfrutes, aprovecha las cosas nuevas que cada día puede ofrecerte, expresa tu cariño y amor, vive el presente y construye el futuro, para que así, las situaciones del pasado que te generan estos sentimientos, queden como recuerdos de crecimiento y aprendizaje. Forja tu destino.

En caso de que las emociones que presentas sean demasiado intensas, no encuentras salida o tus pensamientos invaden demasiado tu mente, no dudes en buscar ayuda profesional para recibir orientación.

Deja un comentario

Play All Replay Playlist Replay Track Shuffle Playlist Hide picture