El don de quererse a sí mismo

El autoestima consiste en la capacidad que posee el ser humano para quererse,
aceptar sus virtudes, habilidades, aptitudes y cualidades; sin embargo también
involucra la aceptación de defectos, dificultades y carencias, con el fin específico
de tratar de mejorarlos y superarlos para lograr vivir en armonía personal y poder
ser, en cada instante, personas con mejor estabilidad e incluso poseer mayor
grado de felicidad.
Al ser seres individuales, conocemos que no existe en el mundo ninguna otra
persona exactamente igual, en ningún aspecto, ni físico ni mental al tuyo.
¿Por qué es importante desarrollar un adecuado nivel de autoestima?
El ser humano, por su propia naturaleza, tiene una necesidad de recibir y das
aceptación, de logro y de afecto. Sin embargo, hay que reconocer que nadie
puede dar algo que no tiene por si mismo. Si partimos de este punto, antes de
aceptar, querer o “ayudar” a cualquier persona, son capacidades que hay que
satisfacer hacia nosotros mismos.
¿Cómo lograrlo?
Aunque en ocasiones podamos sentirnos en etapas de nuestras vidas en las que
parece que “todo nos sale mal”, “nos sentimos solos”, o no encontramos solución
para la situación presente con la que tenemos conflicto, hay que empezar por
concentrarnos y reconocer las cosas que SÍ nos salen bien. Logra cambiar los
pensamientos que te hacen sentir inferior a los demás, el compararte con otras
personas puede originar frustración al momento de no alcanzar algunos
resultados, para esto apunta más a tu propio esfuerzo que a buscar “la
perfección”.

El punto clave es el creer en uno mismo, valorando tu esfuerzo por realizar los
cambios, dejando de compararte con los logros de los demás y enfocándote en
crecer día a día.
Si bien es un trabajo paulatino y complejo, vale la pena el desarrollo de este afecto
personal. Y recuerda… Si quieres resultados diferentes, comienza a hacer cosas
distintas.

Deja un comentario

Play All Replay Playlist Replay Track Shuffle Playlist Hide picture